El Cigarrillo Y Su Relación Con El Lenguaje Corporal

Por como fumes te conocerán
El fumar es una acción que se realiza para descargar las tensiones propias de nuestra agitada vida moderna. La persona asidua al cigarrillo siente que disminuye su estrés cada vez que inhala una bocanada de humo.
La nicotina también ayuda a controlar o disimular la ansiedad, cuando la persona inhala el cigarrillo, inconscientemente rememora el acto de succionar el pecho materno, sintiendo, mediante esto la seguridad que le brindaba el hecho de encontrarse protegido en los brazos maternos.
Es así como el acto de fumar puede darnos las pautas para determinar si alguien en un momento determinado se encuentra ansioso o nervioso, también puede decirnos mucho sobre la personalidad de este individuo, por ello vamos a estudiar más detalladamente la forma de fumar.
Arnold Schwarzenegger el actor, y ahora gobernador del estado de California, era en sus inicios un joven arrogante y prepotente con aires de superioridad, solía fumar y esta era la forma en que exhalaba el humo

Exhalar el humo hacia arriba: echar el humo hacia arriba es propio de las personalidades egocéntricas, seguras de sí mismos o que se encuentran en un estado emocional positivo.
Exhalar el humo del cigarrillo hacia abajo: Cuando veas al fumador dirigir el humo hacia abajo de seguro verás que este gesto viene acompañado de otros gestos que indican frustración o molestia, o quizá preocupación, este gesto indica un estado anímico negativo.
Encender un cigarrillo y apagarlo antes de que se consuma: indica intranquilidad y deseo de terminar la conversación o alejarse.
Golpetear continuamente el cigarrillo en el cenicero: indica inseguridad y nerviosismo.
Puedes saber el estado anímico de las personas al entrar a un salón con tan sólo observar la forma en que fuman:
Asómate a la sala de emergencia de un hospital y podrás ver en diferentes personas estas cuatro formas de fumar, cada cual lo hará según sus condiciones particulares, aquel que se encuentra jubiloso por el nacimiento de su bebé de seguro exhalará el humo hacia arriba, quien reciba una mala noticia sobre un familiar se sentirá frustrado y arrojará el humo hacia abajo, aquel que tiene horas esperando una respuesta del personal médico o que está impaciente porque su familiar no sale del pabellón encenderá y apagará el cigarrillo continuamente o lo golpeará continuamente en el cenicero.
Como puedes ver, no es muy difícil convertirse en un intérprete del lenguaje corporal, tan sólo hay que ser observador, ver los gestos principales y los que lo acompañan para sacar una conclusión.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s